Cologne Cathedral
Pin This
Open Media Gallery

© 123rf.com / Olaf Herschbach

Guía de viaje de Colonia

++0100
Hora local en Colonia

La cuarta ciudad más grande de Alemania, con más de un millón de habitantes, Colonia (Köln en alemán) comenzó siendo una colonia romana (de ahí su nombre). Su situación a orillas del Rin, en el corazón de Germania, fue la clave de su estatus como capital de la provincia. La ciudad se convirtió en un centro de veneración, famoso por la leyenda y culto de Santa Ursula, y por eso se construyeron varias iglesias romanescas que aún permanecen en pie.

En la Edad Media, Colonia era una de las ciudades más importantes del Imperio Romano y en el año 1248 se inició la construcción de su importante catedral, diseñada para recoger las reliquias de los Tres Reyes Magos. Conocida como el Dom, fue en tiempos pasados el edificio más alto del mundo y es sin duda el edificio gótico más grande del mundo. Ha atraído a lo largo de los años a peregrinos de toda Europa, incluso sabiendo que no se completaría hasta otros seis siglos más tarde. Actualmente, sigue siendo la atracción más visitada de Alemania. La ciudad sufrió terriblemente el impacto de la Segunda Guerra Mundial ya que perdió la mayoría de su centro histórico, y tan sólo sobrevive una pequeña parte del Altstadt, junto al río, bien en su forma original o gracias a la restauración.

Los peregrinos de hoy en día no se acercan sólo para visitar el Dom y las iglesias romanesca, sino también para ver los fantásticos museos de la ciudad (con restos romanos y una importante herencia cultural) y disfrutar de la hospitalidad de la ciudad  y de sus cervecerías (Colonia tiene más cervecerías que cualquier otra ciudad europea). A pesar de su fuerte historia religiosa, Colonia es una ciudad con mucha marcha y su carnaval es uno de los más grandes de Europa.