Zurich has a strong cultural background
Pin This
Open Media Gallery

© Creative Commons / gutter

Guía de viaje de Zúrich

++0200
Hora local en Zúrich
Sunny
2
3
°C
Switzerland

Sinónimo de la banca internacional, Zúrich (Zürich, o el más familiar Züri) tiene un peso financiero y cultural que no concuerda con su modesto tamaño. A pesar de ser la mayor ciudad de Suiza, Zúrich se promociona como "una pequeña ciudad" y posee un centro histórico lo suficientemente compacto como para ser visitado a pie.

Zúrich se encuentra ubicado en el centro del cantón de Zúrich, en la llanura central de Suiza, con una elevación hacia el sur y los Alpes. Situado en el extremo norte del Zürichsee (Lago Zúrich), por las dos orillas abundan las casas caras y los caminos para pasear al borde del lago. Los puntos más conocidos de la ciudad son sin duda las iglesias de Fraumünster y Grossmünster, situadas solemnemente una enfrente de la otra, en las dos orillas del río Limmat. La ciudad vieja abarca este río y muchos de los edificios y calles más interesantes se encuentran en sus riberas. El cercano Lindenhof es un punto estratégico en el que se instaló un puesto fronterizo de aduanas durante el Imperio Romano. Alrededor del casco antiguo se encuentran los Kreis (distritos) de Zúrich, dispuestos alrededor del centro en sentido de las agujas del reloj. En verano, la vista panorámica de la ciudad es preciosa, con las montañas reflejándose en el lago y un cielo azul despejado. La nieve en invierno también crea un ambiente mágico.

Los orígenes de Zúrich datan del año 15 a.d.C., cuando se fundó el puesto fronterizo de aduanas romano de Turicum. En el siglo X, el pueblo adquirió estatus de ciudad. En el siglo XVI fue uno de los centros de la reforma religiosa suiza bajo el mando de Huldrych Zwingli. Su lema, "rezar y trabajar", tuvo un profundo impacto en la diligente ciudad, que para el siglo XIX se había convertido en el centro comercial y financiero de Suiza. El Zúrich moderno es una ciudad de banqueros en un país de bancos. Esta concentración de riqueza se advierte a lo largo de Bahnhofstrasse, flanqueada por árboles de limas. Todos los bancos principales tienen presencia en este lugar, en especial en Paradeplatz, donde las elegantes tiendas y boutiques de diseño se alinean en la calle intercaladas con modernos bares y atractivos cafés que van desde Hauptbahnhof hasta el Lago Zúrich.

Otras de las riquezas de la ciudad residen entre las paredes de sus excelentes universidades. Zúrich es un importante centro de investigación que goza de respaldo público y privado para la innovación en los sectores del diseño y la alta tecnología. Estas excepcionales infraestructuras y su exquisito ambiente han convertido a la ciudad en un importante centro de celebración de conferencias y otros eventos. La ciudad también goza de una fuerte vida cultural con más de 30 museos, galerías de arte, casas de subastas, una ópera, orquestas y el teatro Schauspielhaus, además de un buen número de espacios para realizar representaciones y exposiciones que alientan a artistas contemporáneos de todos los ámbitos artísticos.

Los ciudadanos gozan de un alto nivel de vida, que se manifiesta claramente en la multitud de modernos y elegantes bares, cafeterías y restaurantes que abarrotan el casco antiguo. El aspecto y belleza de la ciudad se ensalza con las largas hileras de calles peatonales de las dos riberas del río Limmat. Sin embargo, para aquellos que encuentren el cómodo estilo de vida burgués un tanto insulso, encontrarán en la ciudad un puñado de lugares alternativos. Después de todo, esta fue la ciudad que vio nacer al movimiento dadaísta, la antítesis de la conformidad.