Castle Square, Warsaw 
Pin This
Open Media Gallery

© Creative Commons / eisenbahner

Guía de viaje de Varsovia

Cloudy
2
3
°C
Poland

La imagen de Varsovia de una jungla gris de asfalto, un páramo de viviendas de la era soviética, no se corresponde con la realidad de los últimos 15 años de esta vibrante ciudad. Esto no significa que la ciudad no tenga problemas, ni que los barrios de la periferia aún estén formados por las moles de cemento de la era comunista. Esta metrópolis tiene mucho más que ofrecer, muchas cosas que visitar, una impresionante escena cultural y una animada vida nocturna.

A finales de la II Guerra Mundial, un 85% de la ciudad se encontraba en ruinas y la mayoría de la población había muerto, huido o había sido deportada a los campos de concentración. Antes de estallar la guerra, más de un tercio de la población de Varsovia era judía, aunque apenas queden rastros de esta herencia en la actualidad, ya que al final de la guerra la próspera comunidad judía había sido casi exterminada.Las autoridades comunistas se encargaron de reconstruir el centro histórico de Varsovia tras la II Guerra Mundial para sorpresa de los ciudadanos y los occidentales.

Algunos críticos han rechazado el "nuevo" casco antiguo al alegar que es una imitación poco convincente, a pesar de que en Varsovia no se pudo evitar la destrucción y tuviera que reconstruirse como tantos pueblos de Europa. Irónicamente, muchos de los edificios de la Ciudad Vieja que se han reconstruido se asemejan más a los edificios originales que los que había antes de la guerra, ya que las alteraciones que se hicieron a lo largo de los siglos no se incorporaron en las reconstrucciones. La exitosa reconstrucción recibió su reconocimiento en 1980 cuando la UNESCO declaró la Ciudad Vieja de Varsovia Patrimonio Universal de la Humanidad.

Situada en la provincia de Mazowieckie, en el centro-este de Polonia, la ciudad se extiende por el río Vistula; la mayoría de las atracciones turísticas se encuentran en la ribera izquierda, mientras que en la orilla derecha se encuentra el pujante y elegante barrio de Praga. El epicentro turístico de Varsovia es la "Ruta Real", que discurre de norte a sur desde la Ciudad Vieja y actual, pasadas las elegantes tiendas de Nowy Swiat, los palacios que sobrevivieron a la guerra y los jardines reales del parque Lazienki, antes de llegar al Palacio Wilanow, al sur del centro de la ciudad. La ciudad también tiene numerosos espacios verdes con frondosos parques con lagos por donde navegan botes de remo en verano y cafeterías al aire libre. En los parques también se celebran conciertos gratuitos de música clásica que atraen a multitud de personas, una escena que queda lejos de las grises imágenes de la Varsovia de la era comunista. Hoy en día la ciudad ofrece una sorprendente vida nocturna y que vibra en cuanto se esconde el sol.

Aunque algunas personas afirmen que en Cracovia se puede encontrar la misma vida cultural y educativa, Varsovia sigue siendo la ciudad más grande de Polonia y el núcleo del crecimiento económico del país. La temporada alta de turismo se extiende de mayo a octubre, cuando las temperaturas son más agradables, aunque hay días que sobrepasan los 30ºC (86ºF). Los meses más fríos son enero y febrero, cuando las temperaturas pueden alcanzar los -30ºC (-22ºF).