Lugares en Nueva Zelanda

Qué ver y hacer en Nueva Zelanda

Qué ver y hacer

Aoraki/Mt Cook

El esfuerzo de subir el Monte Cook o Aoraki de 3.754 metros, el más alto de Nueva Zelanda, se compensa con vistas espectaculares sobre glaciares, lagos de aguas cristalinas, y maravillosas montañas nevadas. Aoraki, en la Isla Sur, atrae a montañeros de todas partes del mundo y se encuentra dentro del Parque Nacional del mismo nombre, www.doc.govt.nz.

Si la subida es demasiado, también puedes tomar el TranzAlpine (www.tranzcenic.co.uk), uno de los trenes con las vistas mpas espectaculares del mundo que vade costa a costa a través de  los Southern Alps.

Auckland

Auckland es un buen punto de partida para aquellos que vistan Nueva Zelanda, ya que pasa por ser la ciudad más multicultural del país. Sky Tower ofrece unas fabulosas vistas de la ciudad, incluidas la costa y sus playas.  Para aquellosa los que les gustan las emociones fuertes, también es posible descender por  un lateral del edificio. La caída es de nada menos que 100 metros.

Otras cosas interesantes que hacer en Auckland son: explorar la zona del puerto, visitar el National Maritime Museum (www.nzmaritime.org) y el Auckland Museum (www.aucklandmuseum.com), o dar un paseo a través del llamado The Domain -un antiguo cono volcánico- para llegar al Winter Garden. 

Para los amantes del mar, desde Auckalnd se puede navegar hacia el North Shore para visitar sus bonitas bahías y pueblecitos o explorar las pequeñas islas del  golfo Hauraki. 

Bay of Island

Bay of Island es una de las regiones con más importancia histórica de Nueva Zelanda, y también una de las zonas turísticas punteras del país.

Paihia, Waitangi y Rusell, las principales ciudades, son los centros para organizar todas las actividades desde aquí, como navegar, buceo, nadar con delfines, etc. Waitangi acoge también el Waitangi Treaty Grounds, el histórico tratado que fue firmado en 1840 entre los maoríes y la corona británica. 

Buceo

Poor Knights Islands (cerca de Whangarei) son las favoritas de los buceadores por sus aguas cristalinas y vida marina; también puedes explorar barcos que se han hundido expresamente aquí como reclamo turístico. Para más información, www.nzunderwater.org.nz.

Para nadar con delfines las mejores opciones son: in the Bay of Islands (north of Auckland), the Coromandel Peninsula, Kaikoura (South Island), Curio Bay in the Catlinsand Whakatane.
El avistamiento de las magníficas ballenas también es posibleen la costa este de la Isla Sur, cerca de la costa de Kaikoura. La época para ver las ballenas es de abril a agosto (www.whalewatch.co.nz).

Cultura maorí

 La historia y costumbres de los maoríes, los indígenas neozelandeses, están representadas en los museos de Auckland (www.aucklandmuseum.com) y en el museo Te Papa Tongarewa (www.tepapa.govt.nz) en Wellington. Otara Market, en Ponsonby Road, en Auckland, cuenta con los mejores productos de la cultura polinesia, mientras que en los centros culturales de Rotorua se puede ver como las jóvenes generaciones de maoríes aprenden las técnicas tradicionales de los trabajos en madera o piedra. También puedes visitar una marae, o centro de reunión maorí, y disfrutar de un concierto de música tradicional, ver como interpretan la danza tradicional guerrera, denominada haka (como lo  hace siempre el equipo de rugby neozelandés All Blacks), o engullir un festín cocinado en un hangi, el horno tradicional.

Franz Josef y Fox Glaciers

Estas dos impresionantes leguas de hielo se encuentran en el corazón de Westland National Park, y bajan desde las cimas de las montañas a través del bosque de la zonas costera, un único fenómeno en el planeta. Los 12 km de Franz Josef y Fox Glaciers, son los dos glaciares más grandes de los 140 con los que cuenta el parque nacional. Si puedes, haz una excursión en helicóptero para ver mejor este fenómeno. De todas formas, en coche y a pie, se pueden ver desde muy cerca.  

Isla Stewart/Rakiura

Remota y algo salvaje, la Isla Stewart ha conservado la rica herencia cultural de los maoríes, los indígenas de Nueva Zelanda. Con sólo una población, y apenas carreteras, es una delicia explorar los cientos de playas, bahías y calas. Los habitantes de la isla viven de la pesca, y aquí el marisco s excepcional. Para los amantes del senderismo, hay un circuito de 10 días porla isla, o parte de ella si no quieres recorrer todo el itinerario, donde se pueden observar animales autóctonos en su habitat natural, sobre todo aves, como el famoso kiwi. 

Napier

 Napier fue destruida por un terremoto en 1931, y reconstruida después con el más puro estilo art-decó que perdura hasta hoy. Así, esta bonita ciudad se enorgullece de tener una de las colecciones de edificios art-decó mejor preservados del mundo, muchos de ellos localizados en las dos principales calles de Napier, Emerson y Tennyson. El edificio de la Compañía Nacional de Tabaco es uno de los más importantes ejemplos. No dejes de visitar también el interior.

Nelson

Situada en la esquina noroeste de la Isla Sur, la Nelson es la región con más horas de sol de Nueva Zelanda y el núcleo urbano más importante de la zona con un matiz ligeramente bohemio.

Cuenta con increíbles playas, como las del parque nacional de Abel Tasman, o lagos en otro de sus parques naturales, Nelson Lakes. otro de sus atractivos turísticos es Farewell Spit, una franja en curva de 30 km de largo, hogar de varias especies de aves de humedal. aunque sólo es accesible por 4x4. 

Parque Nacional de Fiorland

Fiorland National Park es el parque nacional más grande de Nueva Zelanda, con casi 1, 2 millones de hectáreas en la costa. Fue creado en 1952 y alberga paisajes de hielo, bosques de hayas, montañas y cataratas que se estrellan en el mar. En definitiva, paisajes absolutamente increíbles. Uno de las estrellas del parque es el fiordo Milford, Sound, atracciones imprescindibles para los turistas en barco.

Dentro del Parque también se puede practicar kayaking en el mar, buceo, ciclismo, golf, vela y pesca. El Milford Track, un itinerario de 53 km desde Glade Wharf a Sandfly Point, es considerada una de las rutas de senderismo más bonitas del mundo, llena de impresionantes paisajes alpinos.
Para acceder a esta ruta hay que solicitar permisos con antelación, incluido la estancia en las cabañas para pernoctar. 
La reserva se tramita en el Visior Centre de Te Anau:
Fiordland National Park Visitor Centre, c/o Department of Conservation, Lakefront Drive, PO Box 29, Te Anau, New Zealand, www.fiordland.org.nz o www.doc.govt.nz.

Parque Nacional de Tongairo

 Tongairo National Park fue originalmente un regalo que le hizo el jefe maorí Te Heuheu Tukino IV a la reina Vicoria en 1887. Es el más antiguo de Nueva Zelanda y el cuarto en el mundo. El parque tiene una especial relevancia para los maoríes, los indígenas neozelandeses, que llegaron al país en el siglo IX desde la Polinesia, y que creen que las montañas d ela región albergan los dioses de sus ancestros.  El centro del parque está dominado por tres volcanes todavía activos, Tongariro, Ngauruhoe y Ruapehu, el más grande,  cuyas últimas y espectaculares erupciones fueron en 1995 y 1996. Algunas partes del Parque Nacional de Tongariro parecen paisajes lunares gracias a la lava de las diferentes erupciones que arrasó bosques y praderas.

El Tongarino Crossing (www.doc.govt.nz), es uno de las mejores rutas de un día que s epueden hacer en el país y es visitado por más de 70.000 personas todos los años. Desde aquí tienes unas magníficas vistas del Lago Taupo y el Monte Taranaki.
El Monte Ruhapeu es también muy popular entre los esquiadores de la Isla Norte, con estaciones en Whakapapa y Turoa.

Península de Coromandel

Fácilmente accesible desde Auckland, la península de Coromandel es una de los centros turísticos más importantes de la Isla Norte, gracias a su paisaje de bosques tropicales y sus playas de arena blanca. La costa es preciosa y puedes explorarla en kayak, o hacer paracaidismo en Whitianga, antes de acabar el día sumergiéndote en las piscinas de agua caliente de Hot Water Beach. 

Surfing

 La costa neozelandesa es espectacular para practicar el surf, aunque este deporte no es demasiado comercial. Algunas de las mejores zonas para los surferos son: Mahia Peninsula (cerca de Gisborne), Muriwai, Palliser Bay (cerca de Wellington), Piha y Raglan, donde puedes encontrar unas de las mejores olas del mundo. Para más información, www.surf.co.nz.

Taupo

 El mayor lago de Nueva Zelanda se formó tras una serie de erupciones volcánicas hace unos 250.000 años. El algo es el hogar de muchos pescadores que viven en la pequeña ciudad del mismo nombre. También cuenta con atracciones geotermales y bungee jump (salto al vació desde un puente con una cuerda elástica atada a la cintura) para los más atrevidos.

Wellington

 Aunque no es la ciudad más grandes, Wellington es la capital cultural del país. El museo dedicado a la cultura maorí Te Papa Tongarewa (www.tepapa.govt.nz), justo al lado del mar, es el reclamo más importante de la ciudad. 
Cuba Street y Courtenay Place son los lugares para ir de compras, y luego puedes visitar el jardín Botánico, subir hasta el monte Victoria para disfrutar de unas maravillosas vistas, tomar un ferry en el puerto para una pequeña excursión marina o alquilar un kayak. Además Wellington cuenta con muchos y buenos cafés y restaurantes.

 

Avistamientos de animales

Para los amantes de los pájaros, Taiaroa Head (near Dunedin) es famoso por sus colonias de albatros reales, mientras que una visita a Stewart Island es la mejor opción para ver al escurridizo kiwi, el pájaro que representa a Nueva Zelanda. Cape Kidnappers, en Hawkes Bay es el hogar de la única colonia de alcatraces del planeta, y en Dunedin, en la península de Otago, con un poco de suerte podrás ver la variedad de pinguinos de ojos amarillos, y también focas.

Algunos de los árboles más viejos del mundo se encuentran en Northland Forest Park, incluido el famoso Kauri con varios siglos de antiguedad.

Por último, Tiritiri Matangi Island, al norte de Auckland, y Kapiti Island, al norte de Wellington, albergan un buen número de especies protegidas que se extinguieron hace tiempo en las dos islas principales. 

Deportes de riesgo

 Nueva Zelanda es el destino preferido en todo el planeta para practicar bungee jumping, donde uno se tira desde un puente con una cuerda elástica atada a los tobillos. Los puntos más famosos desde donde los participantes se lanzan al vacío son:  Kawarau River Bridge, the Nevis, the Pipeline, and the Ledge (todos cerca de Queenstown), Taupo and Mangaweka (North Island) y Hanmer Springs (South Island). 
Otra alternativa, aunque también solo apta para los más valientes es el llamado bridge swinging. En este caso, la cuerda esta en la cintura para poder balancearse, una vez que se salta al vacío.

Nueva Zelanda es la cuna del zorbing, donde los participantes ruedan por una colina dentro de una enorma pelota transparente.

Ir de pesca

 La pesca de la trucha es especialmente popular, mientras que la captura del salmón se produce en los ríos Rakaia, Rangitata, Waimakariri y Waitiki. Para más información sobre temporada de pesca y permisos contactar con New Zealand Professional Fishing Guides Association (tel: (06) 868 4214; www.fishingguides.co.nz) o New Zealand Fish and Game (tel: (04) 499 4767; www.fishandgame.org.nz). 
También se puede practicar la pesca en el mar para la captura del marlín (una variedad del pez espada) y del pargo. Hay muchas compañías acreditadas que organizan este tipo de pesca.