Ljubljana's old city centre
Pin This
Open Media Gallery

© Creative Commons / aikijuanma

Guía de viaje de Liubliana

++0100
Hora local en Liubliana

Liubliana es una ciudad europea que ha estado olvidada durante mucho tiempo, pero la vibrante capital de Eslovenia está intentando recuperar el tiempo perdido tras la adhesión del país a la Unión Europea en 2004, año en que también empezaron a volar las aerolíneas de bajo coste, invitando a los turistas a descubrir una de la capitales más encantadoras del continente. En los últimos años, algún que otro periódico ha calificado a Liubliana como la "Nueva Praga", es cierto que a ratos Liubliana recuerda a Praga, pero también se parece a Amsterdam, Riga, Salzburgo o Viena, lo que la convierte en un muestra de arquitectura europea. La disposición y apariencia de la ciudad están ligadas al arquitecto esloveno Jože Pleènik, aunque Liubliana también ha recibido influencias de otras naciones que han ocupado durante siglos este punto estratégico como los húngaros, austriacos e italianos. Todas estas diferentes influencias se han incorporado al estilo de vida de la ciudad, donde se puede disfrutar de un sabroso helado de estilo italiano, como de un estofado húngaro o de una jarra de pilsner. A pesar del peso y el papel de la historia, Liubliana es una capital llena de gente joven que siguen las últimas tendencias de la moda. El futuro económico de Liubliana es muy prometedor debido a su estratégica ubicación, con un acceso fácil desde la red de carreteras a Austria, Italia, Hungría y Croacia, así como un acceso al puerto esloveno de Koper en el Adriático, lo que da al país importancia y potencial. También constituye una capital crucial para la UE, ya que tiene acceso directo con la región de los Balcanes, cuya economía está aun sin explotar.