Atención sanitaria y vacunas en India

Título Precauciones
Fiebre Amarilla

Cólera

Cólera

Tifoideas y polio

2

Malaria

3

Comida y bebida

Malaria


1:
Cualquier persona (incluidos los niños mayores de 6 meses) que llegue al país en avión o en barco, desde un país afectado por la fiebre amarilla, y no tenga un certificado de vacunación contra esta enfermedad será puesta en observación por un periodo de 6 días. Sólo se tomará esta medida si el viajero dejo el país afectado por la fiebre amarilla seis días antes de la llegada a la India (30 días en caso de que el viaje se hiciera en barco). Cuando aparecen casos de fiebre amarilla en un determinado país este país pasa inmediatamente a ser considerado como una zona afectada.

2:

Siguiendo las recomendaciones de la O.M.S. de 1973, un certificado de vacunación contra el cólera ya no es un requisito necesario para entrar en la India. Aún así todavía existe la posibilidad de contraer el cólera, por lo que se recomienda tomar precauciones. Es conveniente informarse en el país de origen antes de iniciar el viaje y considerar la posibilidad de vacunación.

3:

La poliomielitis está muy extendida.

4:

Hay riesgo de malaria, sobre todo en la forma de vivax benigno, durante todo el año en zonas situadas por debajo de los 2.000 metros de altitud excluyendo algunas partes de los estados de Himachal Pradesh, Jammu y Kashmir, y Sikkim. En los casos de la forma maligna de falciparun se ha reportado resistencia a la cloroquina.

5:

Todo el agua debe considerarse como susceptible de estar contaminada. El agua que se vaya a beber o que se utilice para cepillarse los dientes o hacer hielo deberá hervirse o esterilizarse. Por lo general la leche no está pasteurizada y por lo tanto deberá hervirse. En las zonas donde no se esté seguro de la procedencia de los productos lácteos se recomienda utilizar leche en polvo o enlatada siempre que se elabore con agua hervida. Evitar los productos lácteos que no hayan sido elaborados con leche pasteurizada. Comer solamente carne y pescado frescos que estén recién cocinados. La carne de cerdo, las ensaladas y la mahonesa pueden contener bacterias. Se recomienda cocinar las verduras y pelar toda la fruta.
En la India se han detectado casos de rabia. Aquéllos que vayan a realizar actividades que impliquen alto riesgo deberán considerar la vacunación previa al viaje. En caso de ser mordido se debe buscar asistencia sanitaria inmediatamente.
Recientemente ha habido un incremento de la incidencia de la leismaniasis visceral. En el estado de Rajastán se dan casos de leismaniasis cutánea. La filariasis es bastante común en toda la India y últimamente ha habido un incremento en los casos de fiebre transmitida por flebótomos. En 1994 hubo un brote de peste que fue controlado posteriormente con una serie de medidas sanitarias tomadas por el gobierno. La fiebre recurrente transmitida por garrapatas, el tifus y la fiebre del dengue hemorrágica, se dan en la parte oriental del país. También, en los bosques del estado de Karnataka, ha habido casos de fiebre hemorrágica transmitida por garrapatas. La hepatitis B es endémica y las hepatitis A y E son muy comunes. También hay brotes de meningitis meningocócica. En Nueva Delhi hay meningitis de noviembre a mayo. Es conveniente vacunarse.

Precauciones:

(a) Dado que los servicios médicos en la India son limitados, lo más sensato es contratar un seguro médico (a ser posible con cobertura total) de viaje en el país de origen. Si se esta siguiendo un tratamiento con medicamentos específicos, conviene llevar provisiones suficientes para todo el viaje. En la India hay servicios médicos de la Seguridad Social, gestionada por el estado y repartidos por todo el país, y clínicas privadas y consultas de especialistas concentradas sobre todo en las zonas urbanas. (b) Si se viaja desde la India hacia otros países hay que tener en cuenta que en muchos lugares a los turistas procedentes de la India se les exigirán distintos certificados de vacunación.