Comida y Bebida

El aroma inolvidable de la India no está únicamente en el olor dulce del jazmín y las rosas en las noches cálidas. También está en la fragancia de las especias tan importantes en la cocina india, sobre todo a la hora de preparar el curry, que es una sutil y delicada mezcla de especias como cúrcuma, cardamomo, jengibre, cilantro, nuez moscada y semilla de amapola. El cocinero indio dispone de unos 25 condimentos frescos con los que prepara las combinaciones de masalas. Muchas de estas especias también son conocidas por sus propiedades medicinales. Los condimentos, al igual que los ingredientes básicos de la gastronomía, varían en cada región. Aunque no todos los indios son vegetarianos, los platos de verduras son más comunes que en Europa, particularmente en el sur de la India. En general, los platos de carne son más frecuentes en el norte, y entre ellos cabe señalar: Rogan Josh (cordero al curry), Gushtaba (especie de albóndigas condimentadas y preparadas con yogur) y el delicioso Biryani (pollo o cordero con arroz de sabor a naranja, rociado con azúcar y agua de rosas). La cocina de Mughlai es rica, cremosa, deliciosamente condimentada con especias y enriquecida con frutos secos y azafrán. También son típicos del norte el popular Tandoori (el pollo, carne o pescados marinados en hierbas y cocidos en un horno de arcilla) y el kebab. En el sur, los curries son principalmente vegetarianos y picantes. Entre sus especialidades destacan la Bhujia (curry de verduras), Dosa, Idli y Samba (pasteles de arroz, bolas de masa con escabeche y curry de verduras y lentejas), y Raitas (yogur con pepino y menta). En el sur de la India también se utiliza el coco como un ingrediente fundamental en la cocina. En la costa oriental hay una amplia variedad de pescados y mariscos entre los que destacan el Mumbai y los Pomfret. Otras especialidades son el Parsi Dhan Sak (cordero o pollo cocinado con lentejas al curry) y Vindaloo (adobo de vinagre). El pescado es primordial en los platos bengalíes como el Dahi Maach (pescado al curry en yogur sazonado con cúrcuma y jengibre) y Malai (gambas al curry con coco). Una distinción regional es que, mientras que en el sur el arroz es el principal acompañamiento de la comida principal, en el norte el arroz se complementa y a veces se sustituye por una amplia gama de panes, como los Pooris, Chapatis y Nan. En toda la India se come el Dal (puré lentejas con verduras variadas), y Dahi (la cuajada o yogur que acompañan al curry) que, además de ser sabroso, resulta ser mucho más refrescante que cualquier otra bebida ya que las comidas son muy picantes.
La repostería está basada fundamentalmente en pasteles elaborados a base de leche, bollos y tortitas. También se puede encontrar por toda la India Kulfi, que es un helado indio, y Rasgullas (bolitas de crema de queso sazonadas con agua de rosas), Gulab Jamuns (harina, yogur y almendras molidas), y Jalebi (tortitas en sirope). Además de una gran variedad de dulces y golosinas, hay muchas frutas tropicales como mangos, granadas y melones, además de otras más corrientes como albaricoques, manzanas y fresas.
Es común terminar las comida masticando el llamado Pan que actúa como un digestivo y es una hoja de betel en la que se envuelven especias como anís y cardamomo.
Además de los platos principales destacan algunos tentempiés como Samosa, Buñuelos, Dosa y Vada. Los visitantes que consideren que la comida india es muy picante, siempre podrán encontrar cocina occidental.

Bebida:
El té es la bebida favorita de la India y se puede degustar en cualquiera de sus muchas variedades. A menos que se especifique normalmente se servirá con leche y azúcar. También se puede beber Nimbu Pani (bebida del limón), Lassi (suero de mantequilla granizado) y leche de coco directamente extraída de la fruta. Por todas partes se pueden comprar refrescos, agua embotellada y bebidas alcohólicas occidentales. También hay una gran variedad de excelentes cervezas hindúes, así como, ron, coñac y vino de producción nacional.
Los restaurantes tienen servicio de mesa y, dependiendo de la zona y del establecimiento, podrán servir alcohol con las comidas. En casi todas las grandes ciudades hay ciertos días llamados secos durante los que no está permitida la venta de alcohol. Los turistas pueden informarse en la oficina de turismo local sobre la regulación de la venta y consumo de alcohol.

Propinas

A los porteros se les suele dar entre 5 y 10 rupias por cada bulto; y a los camareros, guías y chóferes se les da una propina del 10% cuando el servicio no está incluido en la factura.