Lugares en Egipto

Atención sanitaria y vacunas en Egipto

Título Precauciones
Fiebre Amarilla

No

Cólera

Cólera

Tifoideas y polio

2

Malaria

Comida y bebida

Malaria


1:
Se requiere un certificado de vacunación contra la fiebre amarilla a aquellos viajeros mayores de un año de edad que provengan de alguna de las zonas afectadas por esta enfermedad. Según las autoridades egipcias estas zonas son: Lesoto, Mozambique, Mauritania, Namibia, Suráfrica, Suazilandia, Zimbabue, Malí, Niger, Chad, Sudán (al sur del paralelo 15º), Santo Tomé y Príncipe, Belice, Bolivia, Brasil, Colombia, Costa Rica, Ecuador, Guyana Francesa, Guyana, Panamá, Perú, Surinam, Trinidad y Tobago y Venezuela.

2:
Siguiendo las recomendaciones de la O.M.S. de 1973, un certificado de vacunación contra el cólera no es un requisito necesario para entrar en Egipto, aunque ha habido noticias de algunos casos esporádicos. No obstante antes de viajar, se debe considerar la conveniencia de la vacunación, aunque la opinión médica está dividida en lo que se refiere a la efectividad de la vacuna.

3:
Hay un riesgo limitado de malaria, predominantemente en las formas de falciparum maligno y vivax benigno, durante los meses de junio a octubre en la zona de El Faiyoum. En las ciudades de El Cairo y Alejandría no hay ningún riesgo en ninguna época del año.

4:
El agua del grifo en las grandes ciudades está clorada y se puede beber con tranquilidad, aunque durante los primeros días puede causar ligeras molestias abdominales. El agua fuera de las grandes ciudades debe esterilizarse siempre. La leche no está pasteurizada y debe hervirse; conviene intentar evitar los productos lácteos que hayan sido elaborados con leche no pasteurizada. La carne y el pescado se deben comer bien cocinados. Hay que cocinar las verduras y pelar la fruta.
En Egipto se dan casos de rabia. Aquéllos que vayan a realizar actividades que impliquen alto riesgo deberán considerar la vacunación previa al viaje. En caso de ser mordido se debe buscar asistencia sanitaria inmediatamente.
La bilarciasis también está presente en Egipto. No conviene bañarse en aguas que no hayan sido cloradas. Las piscinas que tengan un mantenimiento adecuado pueden considerarse seguras. También hay que tomar precauciones contra la difteria y las hepatitis A y E.

Precauciones:
Los turistas pueden utilizar los hospitales públicos y las consultas de los dentistas. Se recomienda un seguro médico de viaje con la máxima cobertura.