Compras, ocio y ambiente nocturno en Cuba

De compras en Cuba

 Cuba no es exactamente el paraíso de las compras, excepto para artículos de arte. Las compras recomendadas son puros, ron y artesanía local. Los principales hoteles tienen algunas tiendas de lujo, donde hay productos y artículos de países de la Europa del Este, especialmente radios y objetos de cristal tallado. En los aeropuertos y el centro de La Habana hay tiendas libres de impuestos. Se pueden encontrar algunas tiendas de lujo en La Habana vieja, pero en general ir de compras en Cuba no tiene, por ahora, mucho atractivo.

Cuba elabora los mejores puros del mundo, aunque además de comprar, lo mejor es visitar la Real Fábrica de Tabacos Partagás en La Habana, o Casas del Habano para comprar auténticos puro cubanos. La mercancía de los vendedores callejeros probablemente es falsa. Los turistas pueden llevarse hasta 20 puros sueltos o 50 si vienen en cajas con el envoltorio original, con sellos y hologramas intacto. El recibo tiene que ser mostrado. La marca favorita de Fidel Castro antes de que dejara de fumar era Cohiba, la de Ché Guevara Montecristos y, la de JFK H Upmanns, antes de que él mismo instaurara el bloqueo que aún continúa.

Santiago de Cuba fue la sede de la fábrica Bacardi, pero Havana Club es ahora el más famoso ron cubano. Los más sibaritas, prefieren Varadero cuyo botella añeja de siete años es la más preciada, mientras que las versiones más jóvenes se utilizan para cócteles.
Los almacenes San José han abierto recientemente en un edificio histórico del puerto en la avenida del Puerto, al lado de la iglesia de San Francisco de Paula, abierto pen 1000-1800 todos los días.

Horario

Mon-Sat 1000-1700, Sun 1000-1200.

Ocio y ambiente nocturno en Cuba

La vida nocturna se concentra en La Habana, las playas de Varadero y en los principales destinos turísticos. Aunque lo que los turistas pueden ver y disfrutar sólo es la punta del iceberg. Muchas actividades son organizadas a través de las agencias de viajes y es normal asistir en grupos organizados a los espectáculos. Bares y clubs, sin que sean muy grandes o conocidos, tienen sus conciertos en directo.

El Club Tropicana (www.cabaret-tropicana.com) ofrece espectaculares actuaciones al aire libre, aunque con un aire bastante decadente que recuerda a los días antes de la Revolución. Lo mismo ocurre con las actuaciones  en el Cabaret Parisino en el Hotel Nacional. Ambos atraen a turistas “con todo incluido”.

Por otro lado, las dos Casas de la Música en la Habana tienen actuaciones de salsa en directo. El teatro, la ópera y el ballet funcionan durante todo el año y las entradas son muy baratas. El cine es subtitulado.

Santiago de Cuba es la cuna del son cubano y en la Casa de la Trova de esta localidad hay actuaciones de forma regular. La mayoría de los complejos turísticos fuera de la Habana ofrecen sus propios espectáculos de entretenimiento. La mayoría, es verdad, no son especialmente buenos, con la excepción de Varadero donde la vida nocturna es variada y mucho más interesante.