Viajar a Tibet

En avión

Los vuelos al Tíbet los ofrecen Air China (CA) (www air-china.co.uk), Sichuan Airlines, China Southern y otras compañías locales que vuelan a Lhasa desde ciudades chinas y también desde Katmandú en Nepal. Tibet Airlines, en Lhasa, empezó a operar en 2011. La temporada alta es de junio a octubre; la demanda se dispara durante las fiestas nacionales, a principios de mayo y principios de octubre.
Hay sólo dos vuelos internos en el Tíbet y se utilizan my poco: de Lhasa a Chamdo en el este, y al nuevo aeropuerto de Ngari (Ali) en el oeste. En general, es aconsejable viajar en tren o ferrocarril dentro del Tibet para aclimatarse mejor.

Duración de vuelos:

Desde Beijing a Chengdu se tarda tres horas. Desde Chengdu a Lhasa son 90 minutos de vuelo con un impresionante paisaje de la cordillera de Himalaya.

Tasas:

Incluida en el precio del billete.

En tren

La controvertida pero impresionante línea de ferrocarril Qinghai-Tibet es la más alta del mundo, y llevan en los compartimentos oxígeno para utilizar en caso de emergencia para los primeros síntomas del mal de altura. Los trenes van a Lhasa desde Xining (27 horas), Lanzou , Beijng (48 horas), Shangai y otras ciudades chinas. Las vías se están extendiendo actualmente hacia la segunda ciudad del Tibet, Shigatse.

Por carretera Tibet

La carretera es el mejor método para viajar por el Tíbet. Las principales carreteras están pavimentadas y en buenas condiciones y ahora hay una nueva carretera asfaltada que llega hasta Mount Kailash en el oeste. Las carreteras hacia el oeste están, sin embargo, en peores condiciones y se ven a menudo afectadas por el monzón y los desprendimientos de tierra.

En barco

Vuelos baratos