Dónde quedarse en Tibet

Hoteles

La mayoría de los hoteles se encuentran en Lhasa. La capital cuenta con una oferta bastante variada que va desde albergues juveniles, a hoteles boutique pasando por casas de huéspedes o las clásicas cadenas hoteleras como Sheraton. Fuera de la capital el alojamiento se simplifica, y en la mayoría de las ocasiones sólo se encuentran hoteles de estilo chino. En área más remota no es raro pasar la noche es albergues con dormitorios comunes sin agua corriente y con el cuarto de baño fuera. En general, el alojamiento en Tíbet es aceptable, pero bastante aburrido. Un saco de dormir siempre será útil, si vas a viajar fuera de las ciudades.

Camping

Si vas a adentrarte en el país hacia el este o el oeste, o si bien quieres visitar el lago Nam-tso, o la región del Everest (y obviamente si vas a hacer montañismo) es muy útil llevar contigo una tienda y un saco de dormir. Hay que estar preparado debida al frío y a condiciones extremas, pero si vas bien equipado, acampar en las orillas del lago Nam-tso es una de las mejores experiencias en el Tibet.

Otros alojamientos

Albergues:

La capital, Lhasa y la segunda ciudad del país Shigatse están llenos de hostales y albergues para aquellos extranjeros o chinos que viajan con presupuesto limitado. Los albergues en Lhasa son muy populares con los mochileros chinos. Normalmente no hay problema para encontrar sitio en albergues, tanto en dormitorios comunes como en habitaciones privadas. También ofrecen bicicletas para alquilar, internet y servicio de lavandería.

Hoteles con encanto:

Lhasa cuenta con una muy buena oferta de alojamientos con encanto, desde mansiones tradicionales hasta conventos. A veces, echarás de menos algunas comodidades, pero la arquitectura del edificio donde vas a dormir o el privilegio de meditar en un monasterio seguro que lo compensará. Dependiendo de cómo esté la situación política, puede ser posible dormir en un monasterio fuera de las ciudades. 

dummy banner image