The golden roof on Jokhang Temple, Lhasa
Pin This
Open Media Gallery

© Hemera / Thinkstock

Guía de Viaje de Tibet

Info
Área

1.228.400 km²

Población

2,93 millones

Densidad de población

2,4 habitantes por km²

Capital

Lhasa

Escondido entre las alturas del techo del mundo, la cordillera del Himalaya, el Tíbet es un reino de monasterios dorados y espiritualidad contagiosa que atrae a ciudadanos de todo el mundo.

Muchos viajeros vienen al Tíbet para ver los magníficos templos budistas, los inigualables paisajes de las montañas del Himalaya o los enormes lagos de agua salada. Es un viaje épico e inolvidable, desde el recorrido en el tren más alto del planeta, hasta el viaje por carretera a través del Himalaya a Katmandú, en Nepal u otras partes de China. En el camino siempre encontrarás a los sonrientes y amables tibetanos, monjes o nómadas con sus tiendas de pelo de yak.

Lo que fue en su día un país sinónimo de tierras remotas y de entrada casi prohibida, el Tíbet ahora está sorprendentemente bien comunicado por carretera, avión y ferrocarril. Sin embargo, la situación política desde la invasión china hace complicado los permisos para viajar de manera independiente. Se aconseja revisar las regulaciones y también la situación política antes de salir.  

Consejos para viajar

Todos aquellos que viajen al Tibet, deberían consultar con los tour operadores o agencias de viajes, además de recabar información en los medios de comunicación antes de partir. La tensa situación política y racial (entre chinos y tibetanos) puede llevar a imprevistos brotes de violencia. Aunque los turistas extranjeros no son objetivo de ataques, los viajeros deberán estar alerta ya que pueden verse sorprendidos en mitad de choques violentos. Hay que recordar que para viajar al Tibet o las provincias con mayoría tibetana se necesita un permiso del gobierno chino.