Atención sanitaria y vacunas en Canadá

Título Precauciones
Tifoidea

No

Rabia

No

Difteria

No

Malaria

No

Hepatitis A

No

A los visitantes que deseen permanecer en el país por un periodo superior a los 6 meses (ya sea como turistas, estudiantes o trabajadores), se les puede exigir un examen médico. A los visitantes que realicen trabajos en los que sea esencial la cobertura sanitaria pública, también se les puede exigir un examen médico aunque el empleo sea temporal. Para obtener más detalles consultar con la embajada canadiense más cercana.

Se recomienda contratar un seguro médico  ya que los gastos de hospital son muy caros (pueden superar los 1.500$ EE UU), cifra a la que en algunas provincias pueden añadir otro 30% de recargo a los no residentes en el país. Las prestaciones sanitarias son excelentes. Cuando se viaje a zonas remotas se aconseja llevar un botiquín de primeros auxilios. El número de teléfono en caso de emergencias es el 911.

Qué comer

Se puede beber el agua del grifo tranquilamente. La leche está pasteurizada. El consumo de productos lácteos, la carne , el pollo, los mariscos y las frutas no presentan ningún riesgo.

Otros riesgos

Hay casos de rabia. Las personas que vayan a realizar actividades que impliquen alto riesgo deberían vacunarse. En caso de ser mordido buscar asistencia médica inmediatamente.

En 2011 hubo un brote de hepatitis A, en la isla de Vancouver, aunque la mayoría de los casos se dieron en una determinada comunidad, con lo que no es necesaria la vacuación a no ser que se visite esta zona.

Por último, si vas a caminar por zonas de bosque o maleza tienes que tener muy en cuenta el riesgo de contraer la enfermedad de Lyme, a través de la picadura de una garrapata. Lo mejor es llevar manga larga y evitar los pantalones cortos o faldas; usar repelente antimosquitos, y en el caso de que la garrapata esté adherida a la piel, quitarla inmediatamente con unas pinzas de depilar. Es importante que utilizas las pinzas como si fuera una rosca, ya que lo más importante es expulsar la cabeza que es la que está dentro de la piel.
Los primeros síntomas es un sarpullido en la piel, acompañado de fatiga, escalofríos, fiebre y dolores musculares. Si es el caso, acude urgente a un centro médico.