Qué ver y hacer en Canadá

Qué ver y hacer

Bahía de Fundy

La bahía, de 270 km de longitud entre las provincias atlánticas de New Brunswick y Nova Scotia, cuenta con el record mundial de diferencia entre marea al y baja, pero en altura. Se ha llegado a contabilizar 15 metros o más. El fenómeno en sí es todo un espectáculo, como lo es el avistamiento de ballenas en la zona. Si te gustan los deportes en el agua, se puede praticar el rafting el el río Shubenacadie o un viaje en lancha rápida en las turbulentas aguas del río Saint John,

 

Cabot Trail

Una de las rutas en carreteras más impresionantes, Cabot Trial recorre en círculo unos 300 km de la isla Cape Breton de Nova Scotia, tanto bordeando el mar como adentrándose en el Parque Nacional de Cape Breton Highlands. Durante el recorrido se pueden ver bonitas playas y pintorescos pueblecitos de pescadores. Además, puedes practicar senderismo, montar a caballo, explorar cuevas o descubrir la herencia musical celta de aquellos que conquistaron estas tierras.

 

Isla de Baffin

La isla más grande de Canadá está prácticamente virgen y en estado salvaje con montañas, fiordos, glaciares y un paisaje donde domina la tundra. Las posibilidades en una vista a esta isla son infinitas: cruzar en trineo la bahía helada de Frosbisher, avistamiento de ballenas, focas e incluso osos polares, admirar los colosales icebergs, y ver animales como el caribou, el ciervo almizcler o laves migratorias. Un recorrido en canoa por estos paisajes impresionantes y una visita a los inuits (esquimales) y sus tradiciones serán un perfecto colofón para finalizar la visita a la isla de Baffin.

 

La Aurora Boreal (Northern Lights)

 Las luces mágicas del fenómeno conocido como la Aurora Boreal se pueden ver con bastante asiduidad desde los Territorios del Noroeste. Para observarla con mayores garantías, lo mejor es apuntarse a un tour desde Yellowknife y viajar en trineo tirado por perros cruzando el lago helado. Si puedes gastar un poco más, hay viajes organizados que te llevan en avioneta hasta un refugio, desde donde se pueden dar paseos por el paisaje nevado (snowshoeing), pescar en la nieve o hacer recorrido en las motonieves.

Los icebergs de Twillingate

Las Islas Twillingate en Newfoundland se consideran el mejor lugar del mundo par ver icebergs. Entre los meses de mayo y agosto puedes embarcar en cualquiera de los cruceros y ver icebers de todos los tamaños, desde un pequeño trozo de hielo hasta aquellos de la misma altura que un edifico de cinco pisos. En el recorrido también puedes encontrarte con ballenas, delfines y una impresionante variedad de aves marinas. 

Montreal

Romántica aunque cosmopolita, genuinamente norteamericana con un toque francés, así es Montreal, la segunda ciudad más importante de Canadá. Dar un paseo por a zona antigua donde las callejuelas empedradas están llenas de bonitas tiendas, cafés es toda una delicia, incluido las casas de colores del bohemio barrios de Le Plateau. Además, si eres un aficionado al jazz, en Montreal se celebra el festival más importante del mundo entre los meses de junio y julio.

 

Parque Nacional de Banff

El Parque Nacional de Banff representa exactamente la primera imagen que nos viene a la mente cuando alguien nombra Canadá: majestuosas montañas, espectaculares ríos y lagos verde esmeralda. Es el parque nacional más antiguo de Canadá, situado en el corazón de la cordillera las Montañas Rocosas de Canadá. El Lago Louise, de un color azul intenso y los glaciares de Icefields Parkway son imprescindibles en una visita a Banff.

 

Playas de la Isla Prince Edward

Los 800 km de orilla de la isla Prince Edward acogen preciosas playas de arena con enorme dunas móviles, acantilados de color rojo y un agua templada, teniendo en cuenta las latitud en la que se encuentra.

 

Quebec

Protegido por la UNESCO, el caso antiguo de Quebec es la única única ciudad amurallada que permanece en toda Norteamérica. Sus casas, bonitas y con mucho encanto, datan de los siglos XVII y XVIII, todo un mundo aparte de los que es el Quebec de hoy, lleno de rascacielos. Entre las muchas cosas que se pueden hacer en la Quebec, donde se habla francés en su mayoría, una vista al castillo Frontenac es imprescindible, así como explorar la ciudadela con forma de estrella, vistar las tiendas de artesanía, y comer en cualquiera de los bistros del barrio Petit-Champlain.

 

The Pairie Provinces

Comprende las provincias de Alberta, Saskatchewan and Manitoba, donde dominan las extensas praderas en el sur, para pasar a los bosques de coníferas en el norte. Puedes, nadar, navegar o hacer esquí aquático en los más de 100.000 lagos a elegir; avistar osos polares y belugas en Churchill (Manitoba), or ir a a caza de fósiles en el Parque Provincial de Dinosaurios de Alberta.

0
0
1
5
32
...
1
1
36
14.0

96
800x600

Normal
0

false
false
false

EN-US
JA
X-NONE

/* Style Definitions */
table.MsoNormalTable
{mso-style-name:"Table Normal";
mso-tstyle-rowband-size:0;
mso-tstyle-colband-size:0;
mso-style-noshow:yes;
mso-style-priority:99;
mso-style-parent:"";
mso-padding-alt:0cm 5.4pt 0cm 5.4pt;
mso-para-margin:0cm;
mso-para-margin-bottom:.0001pt;
mso-pagination:widow-orphan;
font-size:10.0pt;
font-family:"Times New Roman";}

 

 

Toronto

Típicamente norteamericana con un toque francés, moderna pero romántica, así se podría describir Montreal, la segunda ciudad más importante del país. Pasear por las elegantes calles empedradas del caso antiguo es todo un placer. Están llenas de de tiendas interesantes y divertidas, cafés y casas de colores, sobre todo en el barrio bohemio de Le Plateau. Para los amantes del jazz hay una cita ineludible en junio y julio, ya que en Montreal se celebra el festival más importante dedicado a este género. 

Vancouver

A orillas del Pacífico, y con las montañas a sus espalda, Vancouver es considerada la ciudad más bonita y cosmopolita de Canadá. las posibilidades en Vancouver son múltiples: esquiar o hacer montañismo en Grouse Mountain, cruzar el puente colgante de Capilano, recorrer en bicicleta Stanley Park, uno de los parques urbanos más impresionantes del mundo, o pararse en Chinatown para comer dim-sum en cualquiera de sus restaurantes.

 

Whistler

Whistler es el lugar número uno para esquiar en Canadá: dos montañas, 3.307 hectáreas de terreno, 1.609 de altura y más de 10 metros de nieve. Sin duda, es el favorito no sólo para esquiar, sino para practicar snowboarding, gracias a toda una infraestructura natural y artificial que hace de Whistler el paraíso de los amantes de snowboarding. Además, cerca de las vistas hay un pequeño pueblo con mucho ambiente para divertirse después de tanto deporte.